Desde Tenayuca

Jorge Pedro Uribe y Eduardo Aguirre visitaron Tenayuca para platicarnos un poco de su historia, los recintos más importantes que vale la pena conocer y el papel que tuvo esta localidad durante la conquista española; ya que formó parte del ahora patrimonio histórico mundial: el Camino Real de Tierra Adentro.

Ubicada en el municipio de Tlalnepantla, encontramos el poblado de Tenayuca: una de las ciudades más antiguas de la cuenca del valle de México, considerada como la primera urbe de poder político en la historia de nuestro país. Situada al pie del cerro del Tenayo, fue en primer lugar gobernada por los tenayos, después conquistada por los chichimecas, seguidos de los tepanecas, y finalmente por los mexicas; en su historia también figuraron los acolhuas de Texcoco. La locación está comunicada con los alrededores por Calzada Vallejo, construida en un principio por los tepanecas; adquiriendo su nombre actual durante la conquista española, en pos de uno de los oficiales de Hernán Cortés.

Tenayuca es la segunda ciudad más antigua de la cuenca, después de Culhuacán; siendo ambas las más importantes de su época.

Templo de San Bartalomé (Bartolo)/ Capilla devocional de estilo plateresco

Construida durante los años veinte del siglo XVI con los restos del Templo Mayor de Tenayuca, antecedente que sirvió de inspiración a los aztecas para la construcción de su principal recinto religioso: el Gran Templo de México-Tenochtitlán.

Tenochtitlan y Golfo de Mexico 1524 | Wikipedia

Los tenayos fueron una cultura derivada de los habitantes de Teotihuacán. La ciudad fue tan relevante gracias al camino de Tenayuca, considerado primeramente como una obra hidráulica, pero que fungía también como un camino procesional, que conectaba la ciudad de Tenayuca con la ciudad de Culhuacán. Dicho vínculo, comenzó con la conquista del Rey Xólotl, líder de los chichimecas, de la mano con las grandes construcciones que se llevaron a cabo bajo su mando; sin embargo, fue precisamente esa grandeza la que la llevó al olvido con la llegada de los aztecas, ya que su influencia pesaba demasiado en la memoria de los pueblos dominados.

Calzada Vallejo

Además de ser construida como un dique para regular las aguas, es también muy rica en su historia arquitectónica, que se puede apreciar en las capillas devocionales ubicadas a lo largo de la vía y a sus alrededores, como por ejemplo: La parroquia Santa María Magdalena de las Salinas o la parroquia San Juan Bautista Huitznáhuac, llamada también como la comunidad de San Juan Huitznáhuac, lugar ahora conocido como la colonia: Héroe de Nacozari; ambas fueron construidas durante el siglo XVI.

“La ciudad de Tenochtitlán fue de lo último que se hizo aquí en la cuenca. Entonces, más bien los caminos eran de afuera para adentro y no al revés. Descubrir estos caminos, es descubrir nuestra historia”.

Wikipedia

La vía retomó su relevancia durante la época colonial (1521- 1821) porque formó parte del Camino Real de Tierra Adentro o Camino de Santa Fe: ruta binacional destinada al comercio y a la evangelización del Norte de Nueva España, que transitaba desde la Ciudad de México, pasando por diversos estados de la República, hasta Santa Fe, Nuevo México (2 mil 900 kilómetros); en el 2010 fue nombrada patrimonio mundial por la UNESCO. Iniciaba en la calle de Brasil (Centro Histórico), arribando después a Calzada de la Ronda, la cual se conectó con Calzada Vallejo, comenzando en lo que ahora conocemos como el Eje Central y prosiguiendo en línea recta.

“Nuestro futuro está en el pasado. Conocer nuestro pasado es empoderarnos para poder creérnosla y estar por encima de lo que creemos que estamos”

Otro de los lugares de rigor a visitar de Tenayuca, para conocer más a profundidad su historia, es el Museo Xólotl.

Redes sociales:
Facebook: Cronista de Vallejo
Twitter: @cronistavallejo

En menos de 5 minutos puedes responder esta encuesta y contribuir a la mejora y desarrollo de nuevo contenido

Escucha Cuidad de México en Puentes.mx y en Spotify: